La Llama Eterna

La Llama Eterna
Dedicada a los partisanos que el 6 de Abril de 1945 expulsaron al invasor fascista de Yugoslavia. En el muro se recoge la participación de las brigadas de diversos orígenes,bosniohercegovina,croatas,montenegrinas y serbias que participaron en la triunfal ofensiva. El ideal, la victoria y la muerte les unieron en el pasado. Hoy el recuerdo sigue vivo en Sarajevo, a salvo del nacionalismo intoxicador ¿Hasta cuando?

domingo, 22 de julio de 2012

Bosnia, La Arcadia Multicultural

La difusión de una información parcial y falseada en medios, publicaciones y actos no es una novedad y menos aún en el caso de la guerra de los Balcanes.
El pasado jueves con motivo de la publicación del libro Bienvenido a Sarajevo hermano del periodista “bosnio” Boban Minic, se organizó la proyección de una película y conferencia a cargo del autor. Sin mencionar su evidente parcialidad, y al margen de su posicionamiento político que no es necesario discutir, el sr. Minic defendió algunas ideas chocantes.
Tras definir Sarajevo como la “Jerusalén de Occidente” e insistir en su gran multiculturalidad a lo largo de la historia en la que siempre convivieron en paz las diferentes culturas, el sr. Minic proclamó que la dominación turca en Bosnia trajo “un islam distinto del que todos conocemos del mundo árabe y se caracterizó por ser mucho más espiritual”. A cualquier persona con conocimientos mínimos de cultura general le resulta evidente que el Imperio Otomano no fue precisamente el símbolo de espiritualidad y menos aún si se compara con el Islam árabe. A diferencia de las  conquistas árabes que recogieron tradiciones culturales y científicas anteriores, las cultivaron y difundieron, el  Islam turco en los Balcanes se caracterizó por otros aspectos (imperio fuertemente militarizado, jenízaros, empalamientos…). Definir esta dominación como más espiritual no sólo es una barbaridad histórica, sino también un insulto. Cabría la posibilidad que el sr Minic sea una persona extremadamente desinformada, pero es dudoso teniendo en cuenta que se dedica profesionalmente a la información (él mismo se presentó como periodista de larga carrera radiofónica). En cambio es mucho más probable que su falseamiento de la realidad histórica sea consciente e intencionado en línea con la versión oficial de las autoridades bosnias y estimulada por las instituciones catalanas que le subvencionan.
A continuación el sr. Minic se refirió a la II Guerra Mundial en Sarajevo dando como ejemplo de buena convivencia interétnica durante el conflicto la salvación de un libro judío medieval por parte de un musulmán y un croata . Minic añadió que el hecho ilustra las buenas relaciones que siempre hubo en Bosnia antes de la última guerra. No sorprende que el sr. Minic haya elegido este ejemplo para reforzar su imagen de la Arcadia multicultural que siempre fue Bosnia. En esta imagen maravillosa no tienen cabida los cientos de miles de víctimas serbias, judías, gitanas y de otras nacionalidades que a diferencia de muchos croatas y musulmanes de Bosnia no actuaron como colaboracionistas. El sr. Minic prefiere ignorar que el régimen ustacha croata fue si cabe aún más sanguinario que el nazi y que muchos musulmanes de Bosnia integraron la 13ª división de montaña Handachar (con la que el mismo Izetbegovic había colaborado). Evidentemente hubo excepciones y es precisamente eso lo que Minic presentó como algo habitual, cuando la realidad mostró todo lo contrario.
Además el sr. Minic incurrió en numerosas contradicciones. El eje de su discurso: la multiculturalidad entró en contradicción con el localismo al negar que los habitantes de Croacia, Bosnia, Serbia y Montenegro hablen el mismo idioma. Al referirse a Kusturica (cuya película estaba planeada y a última hora se cambió por otro director más acorde a las circunstancias), Minic dijo que podía perdonarle todas sus ”locuras y tonterías”, declararse serbio, ortodoxo, etc. , pero no que dijera que habla serbio !!! A la pregunta si no se trataba de un mismo idioma (serbo-croata), el sr. Minic contestó que no, que no se llama así (visiblemente contrariado), que había un idioma bosnio, uno croata y uno serbio. A continuación dijo que bueno…, eran dialectos (“como el catalán y el mallorquín”), y que los croatas se inventaban algunas palabras, el bosnio tenía turcismos, y que los serbios….en fin…, los serbios….
Con el comienzo de la guerra empezaron a potenciar un dialecto de una región concreta de Serbia y a usar la “escritura rusa” (el sr Minic se refiere al cirílico), que hasta entonces no se había usado !?! No es casual que el sr Minic se refiera a este alfabeto como “escritura rusa”, es evidente la intención de hacer hincapié en las relaciones serbo-rusas.
  Pero lo impactante es que el sr Minic en su calidad de periodista haya olvidado un periódico leído en toda la ex –Yugoslavia : “Politika”, también publicado y muy leído en Sarajevo de antes de la guerra, y que desde su fundación a finales del siglo XIX siempre salió publicado en cirílico. Olvida (o prefiere olvidar) que en la educación en Bosnia los alumnos  aprendían y usaban indistintamente ambos alfabetos y que el cirílico desde su creación estuvo destinado a las lenguas eslavas. Pero muy a su pesar, y aún con los abundantes turcismos con los que la puedan llenar y llamándola como les guste, la lengua hablada por el sr. Minic y sus compatriotas bosnio-musulmanes sigue siendo una lengua eslava.
La culminación de los disparates llegó cuando se afirmó que los habitantes de Bosnia siempre fueron “bosnios” y que allí no hubo ni croatas ni serbios hasta el Romanticismo. Esta teoría, hecha a medida para que los musulmanes de Bosnia se sientan cómodos les otorga una identidad nacional de la que carecían. “Bosnio” corresponde a una designación territorial, “serbo-bosnio”, “croato-bosnio”, musulmán-bosnio”. Históricamente los musulmanes de Bosnia no tenían una nacionalidad definida, de modo que en las estadísticas poblacionales de la época titoísta tenían que declararse o serbios o croatas. Más adelante Tito decidió solucionar esta irregularidad creando la nacionalidad musulmana, además de la opción religiosa. Con el tiempo, los musulmanes de Bosnia han tratado de darle la vuelta a esta carencia de raíces nacionales. Esto lo han hecho ya presentándose como los verdaderos “bosnios” en contraste con los serbios “venidos de Serbia” y los croatas ”venidos de Croacia”, ya negándoles la identidad nacional a los serbios y a los croatas, afirmando que los tres pueblos son “bosnios”.
En definitiva, por el hecho que los musulmanes de Bosnia no tengan una nacionalidad, los otros pueblos de Bosnia tampoco deben tenerla.
Los ejemplos usados por el sr Minic para ilustrar la multiculturalidad bosnia no son ingenuos. Para conseguir una verdadera convivencia y una sociedad realmente plural es necesario reconocer el pasado, aunque no nos guste. Mostrar excepciones como hechos generales o directamente falsear la realidad no lo conseguirá.
En un momento Minic se escandalizó de que Dodik osara comparar la “Sarajevo – Jerusalén de Occidente” con Teherán. ¡Ya le gustaría a Sarajevo tener la amplitud de Teherán en todos los sentidos! Además a Izetbegovic como declarado admirador del Irán jomeinista le habría encantado la comparación.
El discurso del sr Minic es subvencionado y difundido por las instituciones catalanas que le dan cobijo y estimulan su visión provinciana y descaradamente falsa de la realidad actual e histórica, en la que su propio provincialismo nacionalista también se siente muy cómodo. Pero el provincialismo y la apertura de miras que requiere una sociedad para ser verdaderamente “multicultural” no son compatibles.

miércoles, 18 de julio de 2012

¿Y que pasa con Kosovo?

Mientras el foco informativo se posaba sobre las draconianos recortes económicos nacionales, las masacres en Siria y la conmemoración de Srebrenica otros escenarios han pasado más desapercibidos. Este ha sido el caso de Kosovo y Metohija pese a la importancia de las noticias que desde allí nos llegan.
El nuevo secretario general de la Otan,Anders Fogh Rasmussen ha realizado su primer viaje oficial a la ocupada provincia serbia.

Rasmussen. Secretario General de la OTAN.

La elección de su visita es muy significativa y una demostración explícita  que el destino de Kosovo es ante todo un asunto interno de la OTAN y no de la ONU o del país al que  todavía pertenece.
Rasmussen ha anunciado que su organización reducirá la presencia de tropas de 15.000 a 5.700 hombres. Esta retirada será gradual y escalonada.
La primera fase dejará a 10,000 soldados sobre suelo Kosovar.
La razón para esta medida es según sus propias palabras:
"Hemos decidido reducir gradualmente el número de tropas en Kosovo, en la medida en que veamos que continúa la mejora de la situación de seguridad".
Durante las dos últimas semanas al menos media docena de serbios han sido asesinados en el territorio vigilado por las fuerzas de la UNMIK ,Eurolex y la autoproclamada policía kosovar.
Cuatro de ellos han sido ejecutados en sus propias casas. Se trataba de personas ancianas, que ni querían ni tenían a donde ir.
Todos presentaban sendos disparos en la cabeza. Una de las parejas fue asesinada por increpar a sus vecinos albano-kosovares mientras les robaban su única vaca.
Es el perfil ideal buscado por las fuerzas independentistas que continúan así la limpieza étnica iniciada ya hace tres décadas y acelerada por la intervención occidental.
Las personas mayores, muy pegadas a la tierra y confiadas por su experiencia de convivencia multinacional socialista son el blanco perfecto de estos grupos cuyos vínculos con el gobierno kosovar ni siquiera se molestan en ocultar. Crean miedo, desesperanza, aislando y cercando a las comunidades no albanesas. Y ellos, los mayores son el último eslabón.
Si ellos que tienen sus raíces de generaciones se van; si sus tierras aradas y sus granjas pasan de manos, si sus casas son destruidas, si los templos ortodoxos son quemados o convertidos en cuarteles de las tropas de ocupación; el ELK conseguirá una victoria total.
Deslegitimará ante la Comunidad Internacional y la ONU, la presencia serbia. Demostrara con el terrorismo, la extorsión, los crímenes de guerra, y la limpieza étnica que ha sido la alumna aventajada de los Balcanes al hacerse con algo que de otra manera nunca le pertenecería. El legado, y la presencia serbia serán tratados como un ente postizo y agresor erradicado por la liberación del verdadero pueblo legítimo.
Sin embargo la OTAN considera que ya ha cumplido con el mayor de sus objetivos,(quien puede negarlo) y de esta manera ahorra esfuerzos bélicos y monetarios que quizá necesite en otros escenarios de forma inminente.
Y ello pese al ruego desesperado del Alcalde serbio de Zvecer, Milovic que imploró protección a la ONU, al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, al Secretario general para proteger a los serbios de Kosovo que no tienen ninguna garantía de seguridad.
Mencionó el acoso al que son sometidos y citó el ametrallamiento de una pareja de recién casados a manos de extremistas kosovares a escasos kilómetros de su pueblo.
Rasmussen  por otra parte fue tajante al recalcar  que se mantendrá y si es preciso se reforzará el contingente estacionado en la "zona caliente" del Norte de Kosovo, aledaño a Kosovska Mitrovica, y cercano a Serbia.
En el habitan unos 30.000 serbios del total estimado de 90,000 serbios que quedan en Kosmet.
El resto vive completamente aislado y rodeado por una abrumadora mayoría albanokosovar y vigilados por una fuerza militar cuya coartada humanitaria era velar por la protección de las comunidades multinacionales.
Esta minoría, que en realidad es mayoría no merece otra suerte que el silencio cómplice, el maltrato diario y el destierro forzoso.
Las tropas no han sido demasiado eficaces ni en la protección de bienes ni en la de las personas. Desde su llegada, se han cometido más de 1700 asesinatos, casi seiscientos de ciudadanos de afiliación serbia. El resto de la pavorosa cifra de víctimas se reparte entre miembros de todas las minorías que poblaban la provincia y de albanokosovares contrarios al ELK, es decir al gobierno , o que simplemente mantenían con los eslavos una buena relación de vecindad.
Kosovo tiene el ratio más alto del mundo en asesinatos sin resolver. Sobre la destrucción y expolio del patrimonio artístico cristiano-ortodoxo mejor será dedicarle un capítulo aparte , cuando se sepa su verdadero alcance.
Rasmussen aprovechó la ocasión para aconsejar a los vecinos :
"Espero que el nuevo liderazgo de Serbia proporcione un enfoque positivo y preuropeo".
El flamante Secretario general de la OTAN se reunió así mismo con Hashim Thaçi con quien firmó una solicitud formal para que Kosovo participe en futuras misiones internacionales (desvinculándose así de toda autoridad serbia) de paz. Thaci de dilatado curriculum criminal, se apresuró a ofrecer a los miembros de seguridad de Kosovo y a su policía , los cuales ya participan en misiones de mantenimiento de la paz liderada por la OTAN y la UE.
Mientras tanto ,un portavoz de la EULEX, la misión de la Unión Europea, revelaba la presencia de un fuerte incendio intencionado en una zona cercana a Oblic. Así se pretendían borrar el rastro de una fosa común con casi una treintena de cadáveres enterrados. Hasta el lugar se han desplazado desde Pristina el cuerpo forense de dicha organización.
Los familiares de las víctimas, secuestrados y desaparecidos afirman  que en la fosa común de unos 25 metros de profundidad yacían nueve mineros serbios de la mina de cobre de Belacevac, que fueron secuestrados en 1998, durante una fuerte campaña terrorista anti yugoslava que provocó la intervención de unidades del ejército nacional.

Los trabajos según informa Tanjug deben continuar, pese a lo cual han sido interrumpidos. Se han realizado fotografías del lugar vía satélite.
La Eulex aún no ha establecido las causas del incendio en la población de Zilivode. Seguirán estudiándolo.
Y como epílogo final , un rotativo belgradense recogía las exigencias de Alemania y Estados Unidos para que Serbia retire a sus oficiales de policía de Kosovo y Metohija. Aunque la resolución 1244 de la ONU prevé su presencia, dichos gobiernos acusan al gobierno serbio de crear organizaciones policiales y judiciales paralelas en la provincia en litigio.

sábado, 14 de julio de 2012

Srebrenica,Turquía, Siria y otros Totems de la desinformación.

Eduardo J. García

Con ocasión del 17 aniversario de la toma de Srebrenica, o mejor dicho de Potoçari, base de las milicias islámicas, Barack Obama, con todo lo que conlleva una de sus estudiadas declaraciones exteriores; denunció los intentos por:
"negar el hecho indiscutible que en Srebrenica se produjo un genocidio".
Este miércoles, 11 de Julio tras una plegaria del gran muftí de Bosnia han sido enterrados los restos de 520 supuestas víctimas de la masacre.
Según recoge la prensa más de 30,000 personas asistieron a tan estremecedora conmemoración. Entre las figuras destacadas Zoran Milanovic, el primer ministro croata se sumó a la condena del genocidio serbio realizada por el Sabor croata con un minuto de silencio dedicado también en parte al descanso de las víctimas (cuyo verdadero número no sabremos jamás).
   
Pesadillesca imagen inconcebible en una Yugoslavia unida.
Un momento de dolor, de recogimiento, de intimidad, de rabia convertido en una asamblea nacional en suelo "enemigo".
No olvidemos que Srebrenica esta en Srpska, entidad a la que se ha visto reducido el pueblo serbio tras los acuerdos de Dayton. Su refugio tras el Drina que con gran desfachatez es tildado de botín o victoria serbia, cuando hoy ocupa un 43% del territorio, y en la Bosnia Yugoslava ostentaba un 70%.
 Porcentaje que curiosamente se correspondía al inicio de la guerra con el territorio conquistado por el ejército "invasor".
En Belgrado, la capital serbia una manifestación de la ONG ,mujeres de negro reunió a un escaso centenar de personas para rendir homenaje a las víctimas del "genocidio". Portaban cartelones con los nombres de las 8372 víctimas, que cada año ascienden en número.
Según su visión, esa que tanto daño hizo al pueblo serbio y que tanto desconoce la desinformada opinión publica occidental:
"Los que cometieron tal barbarie, no fueron serbios sino chetniks que vinieron desde lejos para llevar el odio y la destrucción a los harmoniosos y "multiétnicos" parajes bosnios.
Deslegitimación de la serbia tradicional, agraria pero también de la socialista y yugoslavista para reducirla a un atraso y violencia atávica. La propaganda ustasi y nazi tiene seguidores insospechados. Quizá ni lo sepan. Sólo quieren ser como el resto de "europeos".
Por supuesto condenaron a Nikolic por negar que esos lamentables crímenes constituyeran un genocidio aunque merecieran su más absoluto rechazo y cargaron contra la publicación de un libro que incide en que Srebrenica fue abandonada por los musulmanes como evidencian las crónicas y movimiento militares de todos los bandos implicados(ONU) incluida, y que muchos de los soldados bosnios fueron "cazados" en una retirada que supusieron unos prolongados combates en los cuales hubo centenares de muertos por ambos bandos.
Volviendo a Bosnia , el rabino de Nueva York Arthur Schneier, superviviente del Holocausto se dirigió a la multitud en Srebrenica  para condenar el "genocidio" pero como si de un tosco guion establecido de antemano se tratara, aprovechó para cargar contra el silencio internacional por la violencia del régimen de Al Assad en Siria.
"El silencio no es una solución. No hace otra cosa que envalentonar a los agresores. El mundo debe aprender esta lección, impedir las masacres perpetradas por el régimen sirio contra el pueblo sirio. La historia se repite, para que la humanidad diga con una sola voz:
Los crímenes deben cesar".

Así de masticado, burdo y gratuito. La receta perfecta,mezclamos holocausto con un inexistente genocidio bosnio y culpamos a los serbios de nazis, pese a que todos sus vecinos mataran y persiguieran a los judíos mucho más activamente por no hablar del genocidio que sufrió el pueblo serbio durante la primera y segunda guerra mundial.
Ni siquiera es una estrategia original, es cuestión de poner en el bando de los malos, de los despiadados, a los regímenes que pese a sus múltiples imperfecciones y atropellos propugnan por una sociedad laica y multicultural para demonizarlos. Se establecen paralelismos que no revisten la más mínima revisión crítica. 


Acto sangrante este, cuando uno de los rabinos más conservadores de los USA es aplaudido por una audiencia musulmana, mientras pide la destrucción de un estado enemigo de Israel que ha incurrido en el peor de los pecados, el ateísmo (léase también como fuerte papel del estado en la económica, unas privatizaciones contrarias a los intereses de  Occidente, derechos a las minorías y libertad religiosa.)
Queda comprobado de manera ostensible quien paga la fiesta y cómo de pérfida es la conexión que induce los cambios en el panorama global, con el interés de los medios en esa componenda liberal-islamista llamada "primavera árabe, que ahora ha dejado de lado sus caóticos procesos electorales para centrarse en la malvada Siria que cada día mata más civiles. Y cada vez que hay sesión de la ONU al respecto o reunión del consejo de seguridad los medios nos ilustran con la sangrienta represión baasista.
Y cada vez que Rusia y China se niegan a atacar el suelo sirio, ese creciendo prebélico abanderado por la Francia del Socialista Hollande se va apagando para volver de nuevo con furor renovado en la próxima cumbre de la comunidad internacional. 
Sin excluir el desprecio hacia la interesada e inhumana postura ruso-china amplificada por los medios afines.

Pero el plan va más allá, a nadie se le puede escapar los intereses encontrados entre Irán, la Turquía neotomana, Arabia Saudí, y el tablero africano-asiático en pugna con China, Europa y Rusia. Aunque esto ya excede los asuntos de nuestro blog.
Turquía, la república kemalista que ha tomado un camino hacia la islamización a pasos agigantados desde la llegada al poder de Erdogan, gran defensor de Bosnia, no es un personaje tan secundario como se quiere ver en la guerra de Yugoslavia.
Abrió sus fronteras  nacionales y sirvió de plataforma para la llegada de muyahidines. Alimenta y ampara a ONG de signo islamista que se encargan de realzar la turquización de Bosnia que es aceptada y defendida con ardor por los nuevos "bosniacos". Del supuesto embargo de armas y créditos a Bosnia durante la guerra mejor no hablar, por qué podemos provocar muchas cínicas carcajadas en Turquía, Irán, Indonesia, Arabia y sobre todo en Sarajevo. Ciudad en la que el padre la patria bosnia , Izetbegovic (el padre) en sus momentos de agonía hizo prometer al presidente turco " que se encargaría de los asuntos bosnios".

Fuerzas vivas(es real) de la Federación Bosnia en el acto de homenaje en Sarajevo.

Así se cerraba una  historia de amor-odio. Pues en su pútrida declaración islámica siempre se mostró muy crítico con la antigua metrópoli por cuanto tenía de federal, laico, republicano y "occidental". No obstante la llegada de Erdogan lo cambió todo. La transición turca ha sido un éxito. La Turquía y Bosnia de hoy dan fe de ello.
El antiguo presidente turco sigue siendo un defensor de que Srebrenica fue un acto de genocidio. Y lo ha comparado reiteradamente con las matanzas de Homs. Y eso antes que le derribaran "su" avión. Una vez firmado un acuerdo de armamento y cooperación junto con los emiratos para suministrar armas a los rebeldes, las infiltraciones y las bases rebeldes en suelo turco han ido aumentando. Con el visto bueno de USA que actuó como observador en la sanción de dicho "acuerdo"
Mientras en el otro lado, los kurdos de tendencia comunista luchan contra los nuevos libertadores sirios.
Turquía extiende sus influencias, bien visibles en los Balcanes, donde su crecimiento económico contrasta con la miserable Europa balcánica, y conquista a sus tradicionales enemigos con un exotismo de rebajas potenciado por un mayor poder económico y por el gran éxito de su música y culebrones televisivos.
La buena salud del cinturón islámico que atraviesa Serbia, Bosnia, Kosovo, Montenegro y Bulgaria con áreas musulmanas cada vez más proselitistas hace evocar viejos fantasmas.
Pero el enemigo sigue siendo Serbia, o la República Srpska, o los chetniks-comunistas-nazis que aún impiden la paz y la "multiculturalidad" en Bosnia.
La realidad siempre es más compleja que la historia oficial, pero raras veces alcanza su amoralidad.

lunes, 9 de julio de 2012

Nuevo Libro sobre Srebrenica


¿PORQUE ERA NECESARIO UN LIBRO SOBRE SREBRENICA?

http://www.semanarioserbio.com/descargas/ciudad_sin_dios.pdf


INTRODUCCIÓN

Aleksandar Vuksanović, 28 de junio de 2012 


El objetivo fundamental de esta edición es, por un lado, el de agrupar la mayoría de los textos relevantes sobre el tema que durante años hemos ido publicando, y por el otro de estimular el distanciamiento de la política y la propaganda con la creación de un marco contextual imparcial (en la medida de lo posible) de la tragedia de Srebrenica que podría servir como una verdadera contribución a la futura paz, reconciliación y convivencia entre los serbios y musulmanes bosnios.

En una clara violación de leyes y costumbres de guerra, en julio de 1995 en Srebrenica y sus alrededores fueron fusilados centenares de prisioneros musulmanes. Nos desmarcamos y condenamos enérgicamente esta terrible masacre, solidarizándonos con todas las víctimas y sus familias, cualquiera que fuese su nacionalidad, religión o ideología política. Nosotros no cuestionamos el crimen cometido por un grupo de serbios sino pretendemos situarlo en su adecuado marco histórico, político y militar, añadiéndole una justa dimensión legal y moral.
En este contexto consideramos necesario expresar nuestro rechazo hacia la cualificación de “genocida” cuando se habla del pueblo serbio y de Republika Srpska (República Serbia de Bosnia) que fue fundada mucho antes del julio de 1995 y que es el único cobijo seguro para los serbios al oeste del río Drina.
Los Acuerdos de Dayton de 1995, reconociendo internacionalmente Republika Srpska, reconocen explícitamente la justa y exitosa lucha del pueblo serbio, negando cualquier dimensión criminal que podría haber contribuido a su creación.
Aparte de la intención de plantear un nuevo debate sobre Srebrenica donde participarían todas las partes implicadas, volviendo a examinar las circunstancias que lo rodearon, nuestro objetivo es también abrir el debate sobre las victimas serbias, completamente ignoradas aunque no menos numerosas que las musulmanas y cuyas aldeas que rodeaban el enclave “protegido y desmilitarizado” siguen siendo hoy, 17 años después de los trágicos acontecimientos en buena medida destruidas a pesar de toda la ayuda, tanto estatal como internacional, destinada a la zona de Srebrenica.
Únicamente admitiendo esta, hasta ahora ignorada dimensión del crimen, podremos ubicar los terribles acontecimientos de julio de 1995 en su justa dimensión moral y psicológica. Aunque no lo apoyamos y lo consideramos un acto de venganza también rechazamos frontalmente la existencia de un plan de exterminio de la comunidad musulmana en Bosnia y Herzegovina.
Además, al debate que pretendemos abrir sobre la tragedia ocurrida en Srebrenica, queremos añadir una dimensión más, la mediática. Buscando únicamente su propio beneficio, los que supuestamente trajeron paz a Bosnia, continuamente silencian cualquier voz discordante calificándolo de “negacionista”, dando así alas a la parte más radical del pueblo musulmán que rechaza plenamente cualquier postura sobre Srebrenica que no acepta el uso del término genocidio” o la que hace mención a las victimas serbias.
Los serbios y los musulmanes bosnios debemos ser suficientemente fuertes y maduros para poder resolver nuestros propios problemas.

Este es el marco en el que nos encontramos hoy y el que pretendemos ampliar con esta edición, esperando que el fruto de este esfuerzo fuera la apertura del camino del diálogo, así como de reconciliación y convivencia pacífica entre los serbios y musulmanes bosnios.



sábado, 7 de julio de 2012

Montenegro y III

En la Europa posterior  a  la guerra fría no había lugar para un vasto estado Socialista con pretensiones independientes y que se resistiese a la mundialización"

Declaración del senador George Kenny ante el Departamento de Estado de USA.
Y el tiempo, la guerra y el bloqueo económico siguieron su curso.
 Milosevic fue arrestado y extraditado sin poder ser juzgado en Yugoslavia, su detención se produjo en medio de las elecciones, desluciendo la victoria del prometedor Kostunica que enseguida fue desprestigiado por la administración USA y los medios de comunicación (casualidades de la vida) al desoír unos planes que ni el mismo Milosevic aprobaría.
Le negaron el triunfo electoral para robarle poco después el reconocimiento y las ayudas prometidas por el "derrocamiento" del carnicero de los Balcanes”, del que nunca sabremos si habría ganado de nuevo las elecciones en la segunda vuelta de no producirse el golpe "democrático". Probablemente,no. Pero esto quizá se debiera más a la desastrosa conducción de la guerra y la crisis económica que a una sed de democracia que el pueblo serbio no tenía pues venía sancionando desde hace una década durante la celebración de elecciones.
Algo parecido sucedió en Montenegro, que debió esperar a una independencia para cambiar definitivamente el signo político del poder gobernante.
La pequeña y hermana república adriática que ya había sido tentada de compra, como una Texas, Luisiana o Florida de antaño por Italia y su inefable De Michelis,como él mismo  confesó con su orondo desparpajo en el pretendidamente exhaustivo "Death of Yugoslavia".
Pero las dudas de Bulatovic, la insuficiente cantidad del soborno, y las maniobras de Milosevic lo impidieron,
Stipe Mesic, el presidente rotatorio de la Federación Yugoslavia a quien tan injustamente había  tratado la liga comunista yugoslava y la delegación serbia al bloquear su nombramiento propugnó esta idea desde el comienzo de la guerra.

 Su frase:
 "Compren a los montenegrinos, esos no tienen de nada" es lo suficientemente esclarecedora como para superar el discurso revisionista que sigue dando por cierto que  Serbia es  la máxima responsable  de la ruptura violenta.
 Pero volvamos a la frase que encabeza el artículo. La victoria de Kostunica, al principio aplaudida por Estados Unidos, fue palideciendo hasta convertirse en abierta crítica y hostilidad. Las causas fueron varías, su docilidad fue contraproducente cuando luchó por unos mínimos de bienestar e integridad territorial para su país. Ni abandonó Kosovo a su suerte ni a los refugiados de la guerra, ni abogó por una entrada incondicional a la UE.
No conozco en detalle muchos de los aspectos políticos de su mandato, pero es obvio que no fueron esos errores los que le condenaron. Su desgracia fueron sus aciertos y su empeño por la defensa de la soberanía serbia y yugoslava. El suyo distaba mucho de ser un gobierno socialista, pero aun así Serbia y Montenegro no podían seguir juntos. La decisión ya estaba tomada y como tantas otras veces se hizo lejos de los Balcanes. Esa región que al parecer no puede ser descrita sin tirar de palabras como avispero, mosaico, polvorín, etc.
El estar asociado a Serbia era una losa, sólo podía acarrear consideraciones  negativas. Ellos son los genocidas, los asesinos de los Balcanes, el último escollo de estalinismo de Europa aunque en el momento de la desmembración el gobierno fuera de signo centrista-liberal.
El factor político estaba perdiendo peso, para que lo ganará otro mucho más sórdido.
La promesa de un poder casi absoluto para su gobernante, de unas ingentes ayudas y de un desembarco de inversiones occidentales acompañarían la declaración de independencia. Ahora la situación ya había madurado lo suficiente desde la primera intentona.

A pesar que esta república se postuló neutral en el conflicto de Kosovo, el estado mayor de la OTAN consideró legítimo el ataque a las instalaciones yugoslavas. Niksic y Podgorica( Titogrado) fueran bombardeadas otra vez, esta vez por la OTAN durante esa guerra no declarada, la maquinaria ya estaba en marcha e implicaba a muchos actores para que esta vez pudiera frenarse.
video
Ataque de la Otan al aeropuerto de Podgorica.
Durante la noche  del 28 al 29 de Abril de 1999, la capital montenegrina fue atacada tres veces en doce horas . Un mísil de la OTAN destruyó una casa de un suburbio de Sofía en Bulgaria. Así las cosas las bombas siguen sin ser demasiado inteligentes.
Los sufrimientos de ciudadanos montenegrinos en Bosnia o Kosovo no han sido aireados. Se estaba "fabricando" opinión. Se estaba abonando el campo. Los serbios si lo merecían, ellos sí. Son los verdugos, y el pueblo culpable. Los montenegrinos ya no son exactamente iguales, han tenido una historia diferente (para todo aquel que la desconoce)
La interesada memoria colectiva fácilmente manipulable y la creación de signos distintivos que tanto tiempos habían sido sobrellevados sin estridencias ni crispación se convirtieron en armas arrojadizas y en piezas fundamentales para constituir los pilares de una nueva nación y de un pueblo que no podía explicarse sin ellos. Hasta el punto de transgredir el sentido común y en cierta medida el estado mental de la sociedad a la que se le ha llegado a imponer el dogma de que su lengua es la "lengua materna" y no el serbocroata o serbio como ahora se denomina. Otra victoria más de la estrechez de miras y del enorme desapego del nacionalismo a la realidad.
¿Pero como se llegó a eso?
Los requisitos para el Referéndum de Independencia eran sencillos e ideados para conseguir unos resultados positivos desde su planteamiento inicial.
Debían votar al menos el 50% de las personas con derecho a voto.
El voto del sí tenía que obtener unas votaciones por encima del 55% de los votos válidamente emitidos.
El resultado final dio como ganadora la opción independentista con un 55,4% de los votos.
Este se celebró el 21 de Mayo de 2006
El 5 de junio se disolvió Serbia y Montenegro (aunque para Correos de España aún exista como país).
La independencia, como ya comentamos anteriormente, fue liderada por Milo Djukanovic, el primer ministro de aquel entonces. La campaña electoral estuvo jalonada con sus veladas amenazas de posibles graves incidentes con las que fue interpelada su oposición política en repetidas ocasiones. Se creo un clima de tensión e incertidumbre propicio a acusaciones contra "agentes externos".
Proclamó su victoria con un 56,34 según el recuento del "independiente" Centro para las elecciones libres y la Democracia. Por el contrario su rival, Milatovic no reconoció esos resultados y dijo " que habían sido engordados con un 5% de más.
Una vez con los festejos en marcha, la ventaja se redujo hasta la mínima legal; un 55,3%, el sí acabaría por llegar a un 55,5% final.
Milutovic repitió a todo aquel que le quiso escuchar que la realidad era otra y que un 1,5% menos con lo que se invalidaba todo el proceso. 19,000 votos quedaron por contar. El escrutinio de los votos albaneses, musulmanes y bosnios fue decisivo, así como otra vez los censos de población. Pues se reconocía a estos como ciudadanos si su permanencia en el país fuese de dos años. El uso de votos de albanokosovares y sus carruseles en algunas poblaciones fronterizas no paso inadvertida aunque el nuevo gobierno y la sumisión periodística consiguieran su objetivo de silenciarlo.
Boris Tadic se apresuró a reconocer la independencia mientras su adversario Kostunica esperaba.
Javier Solana y la OSCE apoyaron la independencia pese a que aún no había terminado el plazo de los resultados oficiales.
Montenegro en solitario no sufrió ninguna traba por parte de la ONU para ser reconocida internacionalmente como el 192 estado del mundo.
Hecho que contrasta con la negación como país cuando se presento junto con Serbia como Yugoslavia en 1992.
A día de hoy, únicamente Yugoslavia ha recibido ese tratamiento. Ni siquiera los casos del Irak de Saddam Hussein y de la Sudáfrica del
Apartheid son similares. Los efectos del embargo económico sobre la población civil iraquí y yugoslava no han sido reconocidos. Toda iniciativa en ese sentido ha sido sobrestimada. Su denuncia no ha suscitado interés alguno.
La OTAN, otra vez la OTAN, verdadera tutora y hacedora de lo que sucede en estas insignificantes repúblicas semibananeras, negó rápidamente que el caso serbokosovar y el montenegrino guardaran algún parecido:
"Ambos procesos son diferentes".
Pero a pesar de las reiterativas afirmaciones del gobierno local:
"Montenegro seguirá edificándose como un estado civil y una sociedad multinacional, multicultural y multireligiosa."

Y este factor multinacional fue una de las claves junto a amaños electorales diversos para que la balanza se decantará hacia el lado de la independencia.
El voto masivo de los inmigrantes albaneses y bosnios fue fundamental.
La minoría bosnia se estima en un 9,5%, los albaneses un  7,1%(los censados) los musulmanes un 4,3%, y po último gitanos y croatas con un 1%. El 32 % se definió como serbio y un 40% como montegrino.
Como puede apreciarse,la independencia además de temeraria e injustificada fue completamente alegal.
Se le olvida mencionar a la sociedad "multivotante", esa que vino sin residencia para darle la victoria y la posibilidad de dirigir una finca que de otra manera le hubiera sido vedada.
Había otras realidades “paralelas".
El pueblo montenegrino como tal, fue mencionado por primera vez en la Yugoslavia comunista tras la Segunda Guerra Mundial.
La gran mayoría del pueblo montenegrino hasta poco antes de la guerra y durante esta a Yugoslavia  veía como su única patria.
La mayoría de las grandes figuras históricas montenegrinas se consideran serbias.
No obstante en 1993 se produjeron importantes tiranteces causadas por las sanciones internacionales. Bulatovic, el aliado socialista montenegrino de Milosevic, (también lo fue Djukanovic) fue su protagonista. Eso no fue óbice para que después fuera el más alto representante del mantenimiento de la unidad con Serbia.
Podgorica era sede del Tribunal de Serbia y Montenegro.
En el 2002, Djukanovic pactó con Milosevic prorrogar tres años más la unión, después vendría la celebración del referéndum.
Incluso la iglesia ortodoxa montenegrina se declaró cismática respecto a la serbia.
Montenegro y el delirante y único en su especie ente conocido internacionalmente como Fyrom reconocieron de manera conjunta la independencia de Kosovo.

  
En Montenegro tras el abandono de las bases marinas e industria militar yugoslava, la industria del aluminio de Podgorica representa por si sola el 40% de la industria del país.
Esta empresa, de ámbito estatal ha sido privatizada a la manera del "salvaje este" en la que la terapia de choque (hoja de parra que no puede tapar lo que es simplemente capitalismo) y ahora ha caído en manos italianas.
Obviamente cuando fragmentamos una sociedad, limitamos su mercado, dominamos su situación y dictamos sus necesidades y prioridades. Esto es lo que deben hacer y para quien trabajar. Si la UE se esta rompiendo por ello, que no va a suceder en un país de poco más de medio millón de habitantes.
La adhesión como socios de la OTAN de Montenegro junto con Bosnia para su integración en la estructura militar de la organización no reviste parangón en la historia. Pretenden unirse a la misma corporación militar que ha bombardeado y matado en sus sendos territorios nacionales con impunidad absoluta. Ahora se lo agradecerán comprando armas a sus mismos suministradores y nutriendo de hombre las filas de la organización. Y todo ello por el deseo  expreso de sus democráticos pueblos.
Esta decisión del gobierno de Vujanovic ha supuesto la exclusión del trazado del Gasoducto ruso de Gazprom. El territorio queda más vulnerable a la total y absoluta dependencia(o carencia) energética.