La Llama Eterna

La Llama Eterna
Dedicada a los partisanos que el 6 de Abril de 1945 expulsaron al invasor fascista de Yugoslavia. En el muro se recoge la participación de las brigadas de diversos orígenes,bosniohercegovina,croatas,montenegrinas y serbias que participaron en la triunfal ofensiva. El ideal, la victoria y la muerte les unieron en el pasado. Hoy el recuerdo sigue vivo en Sarajevo, a salvo del nacionalismo intoxicador ¿Hasta cuando?

domingo, 29 de junio de 2014

Sarajevo, el Centenario.

Eduardo J. García

Hace cien años que Gavrilo Princip apretó el gatillo y asesinó al Archiduque del Imperio Austro-húngaro Francisco Fernando y a su esposa.
Sarajevo,la capital del ayer protectorado austro-húngaro y hoy "virreinato" atlantista conmemora la efeméride con un gran despliegue de actos, visitas y actividades que se prolongará hasta el próximo tres de Julio.
En un aire de profundo lamento por un asesinato acaecido hace un siglo en un estado inexistente que debe sus débiles y ficticios fundamentos nacionales precisamente al programa colonial de Viena el recuerdo de la ocupación y asimilación austrohúngara no sólo han sido recibidos con algarabía sino que ha tenido una clara reedición.

 
Atracción turística. Por un módico precio puedes enfundarte un uniforme de época y sentirte como un rey de bajos vuelos.

El mensaje de paz y la criminalización del serbio, así como la destrucción de la memoria yugoslava han sido la coartada y a la vez el escenario ideal para que la Filarmónica de Viena toque bajo la atenta mirada del Presidente austriaco, uno de los máximos adalides del gran acontecimiento, quien sonrío satisfecho al ver la nueva placa y futura escultura en recuerdo de las aristocráticas víctimas de 1914.
Heinz Fischer, con una caballerosidad de tiempos pretéritos tan queridos por los bosnios-musulmanes, ha dado a Francia su apoyo para seguir trabajando en una proyecto de europeización y reconciliación que tienen en Sarajevo su centro neurálgico. “Francia ya no estará sola".
 Francia la más firme aliada junto con Rusia de Serbia durante la Primera Guerra Mundial ha olvidado su pasado y sus traiciones y se ha volcado en la celebración  de la falsedad que supone esta pléyade de actos.
Aunque la megalomanía de Sarkozy y su cumbre de jefes de estado europeos en Sarajevo no ha sido posible, se ha dado paso a la política de gestos más austera del "socialista" Hollande. Francia no falla como maestro de ceremonias.

A pesar que no se ha podido realizar la primera etapa del Tour de Francia con Sarajevo como se había barajado en un principio, una colorida bicicletada la ha sustituido imbuida de un pretendido carácter festivo. En ella han participado antiguos campeones de la prueba ciclista francesa como Bernard Hinault y Bernard Thévene que han pedaleado al lado del ministro de Defensa francés.
Mientras tanto, el Teatro Nacional lleno de bote en bote se ha visto honrado por la visita del polifacético Bernard Henry Levy y el estreno mundial de su obra de teatro Hotel Europe(en serio) protagonizada por Jacques Webber.

Cabe señalar que este "intelectual" de origen judío ,de camisa abierta y amanes soberbios fue uno de los mayores propagandistas de la causa islamista de Alija Izetbegovic, el padre de la Bosnia actual. 
Pero un hombre como él, no puede quedarse en el glamour, ha aprovechado la ocasión para hacer públicas sus verdaderas intenciones. La obra teatral tiene como finalidad la creación de un espacio de dialogo y apoyo para que Bosnia y Herzegovina obtenga la adhesión a la Unión Europea. Laurent Fabius ,ministro de Exteriores francés ha sido el primero en firmar. 

 Zlatko Dizdarevic, antiguo embajador de ByH en Croacia y Medio Oriente(puesto más que elegido) y periodista propagandista de la resistencia contra Yugoslavia durante el asedio de Sarajevo es quizá unas de las voces discrepantes más autorizadas desde el lado musulmán.

"Sarajevo no es el lugar adecuado para esta celebración. En nuestro manual de historia escolar hay tres versiones distintas sobre este mismo hecho. ¿Por qué no se ha hecho en París ,Londres o Nueva York? Toda la vida cultural, deportiva ha girado en torno al centenario de la Primera Guerra Mundial. Todo ello es cínico con el propósito de olvida cual es la realidad de la Bosnia de hoy en día. Una realidad que nadie quiere afrontar. Esta celebración no es más que retórica y falsedad. A la gente de Sarajevo, no le interesa. No es nuestra fiesta.
Los que han organizado este evento, bajo la presión de diversas instituciones internacionales,ONGs, la UE están exaltadas, en éxtasis. Pero la realidad es que Europa está dividida, la del Este y el Oeste, la Europa eslava y la de los austrohúngaros de ayer".

Leemos, oímos y vemos como los serbios se obstinan en reivindicar a un asesino como a un héroe y eternizar su papel de ultranacionalistas enemigos de la paz y del resto de pueblos balcánicos inocentes.

                        

La inauguración de una escultura de Gavrilo Princip copa la atención de los medios internacionales.
Esto ha sucedido en el Este de Sarajevo, poblado por los escasos serbobosnios que quedaron tras las últimas operaciones de la Armija(ejército) musulmana y los bombardeos de la OTAN contra este barrio que se cobraron varios centenares de vidas al final de la guerra civil yugoslava.
Este acto, enmarcado en la solemnidad del Día de San Vito, fiesta patria serbia  en recuerdo de la derrota en la batalla de Kosovo Polje de 1389( Campo de los mirlos) no es más que una continuación de la celebración ya existente en la Yugoslavia comunista en la que se recuerdan las víctimas en la lucha por la libertad. Con la caída del socialismo el carácter religioso ha ido ganando un protagonismo que a nuestros ojos no merece, pues el combate de la Joven Bosnia era contra el imperialismo, a favor de la libertad y unión de los pueblos, lo formaban tanto serbios como croatas, montenegrinos y bosnio musulmanes y de un carácter muy cercano a tesis socialistas y laicas como el propio ideario de Gavrilo Princip.
En esta línea están las declaraciones de Emir Kusturica que han sido expuestas con gran cinismo y mayor estupidez como muestras de los irrefrenables deseos de la Gran Serbia ,nunca llevadas a la práctica.
"Nunca se debe olvidar que este disparo abrió la puerta de la libertad y la liberación de la esclavitud.
Es injusto olvidar el significado social del atentado de Princip y de la organización revolucionaria y multiétnica "Mlada Bosna" como un acto contra la ocupación austrohúngara y la anexión de Bosnia en 1908".

El gobierno serbio declinó su presencia en Sarajevo pues encuentran intolerable que la recién reinaugurada Biblioteca de Sarajevo(con fondos de la UE) tenga una placa que glosa "la barbarie del agresor fascista serbio".
Las provocaciones y la continua referencia a crímenes serbios reales o imaginarios ha acabado por malograr unos actos conjuntos acordados entre Belgrado y Sarajevo meses atrás. 
La absoluta imposibilidad que Serbia pueda compartir plano en igualdad de condiciones con los gobiernos de Austria y Alemania hace imposible unos actos de reconciliación que los medios insisten en llamar paz para a continuación afear la casi patológica conducta criminal serbia que boicotea toda iniciativa por la" paz y reconciliación".



Enlace del Documental  A un Solo Disparo http://www.semanarioserbio.com/disparo/ un muy  riguroso y honesto trabajo sobre las circunstancias del atentado de 1914

miércoles, 25 de junio de 2014

Sin hogar y sin destino.


El pasado 20 de Junio tuvo lugar el día Mundial del Refugiado.Según el ministro serbio de Empleo y Asuntos Sociales , Aleksandar Vulin el problema de los refugiados en Serbia no se ha resuelto.
Vulin dijo que en su país quedan 43.000 personas con estatus de refugiados. Esta cifra convierte a Serbia en el país con más refugiados de Europa. Continúo su locución  a modo casi  de escusa al afirmar que el gobierno serbio despliega grandes esfuerzos económicos para solucionar el "problema" de los refugiados. Lamentablemente los recursos no son suficientes y las arcas públicas serbias no disponen de grandes partidas para afrontar este drama social que supura desde hace más de dos décadas, que Serbia afronta prácticamente sola, sin apenas ayudas del exterior.
Los problemas de vivienda y las pensiones de los refugiados de Croacia quedan aún pendientes.
A estos hay que añadir las de los antiguos ciudadanos yugoslavos que fueron expulsados de Eslovenia, y de las antiguas repúblicas yugoslavas de Macedonia y de Bosnia y Herzegovina o de la provincia serbia de Kosovo y Metohija, y que viven en el extranjero y no tienen  reconocido su derecho a la pensión, por no tener el estatus de refugiados o la nacionalidad adecuada para acceder a ello. Su número más que posiblemente sea muy superior al dado por el ministro del gobierno serbio.Hay que decir que dentro de estas cifras oficiales no se incluyen ni los apatridas ni los desplazados que según el informe de Naciones Unidas de hace menos de dos años forman un conjunto de más de 300,000 personas. 
Durante este par de años se han cerrado decenas de centros colectivos y la situación de los ubicados en Kosovo no resulta halagüeña por los continuos ataques que sufre la comunidad serbo-eslava. Croacia por su parte no sólo ha mostrado su total desinterés hacia la devolución de bienes, viviendas y pensiones, sino que ha tolerado actos de hostilidad y usurpación , a pesar de haber recibido fondos de la UE para acometer estas acciones, sin sanción alguna por su flagrante incumplimiento. Es facilmente deducible que sucederá a partir de ahora, una vez Croacia ha dejado de  percibir fondos para esta "actividad". 


El eufemismo del ministro serbio " aún pendientes" es poco menos que sintomático de  la relevancia  real de los refugiados para un gobierno volcado en la integración en la Unión Europea que pasa por la total subyugación a sus vecinos aunque hablemos de "países" tan poderosos como Croacia, Albania, o la misma ex-República yugoslava de Bosnia y Herzegovina a la que Belgrado reconoce su integridad territorial a la menor ocasión. Una verdadera decepción teniendo en cuenta los prometedores inicios del gobierno de Nikolic que aumentó los recursos y la facilidad para el acceso a la nacionalidad serbia.

También en Bosnia, la situación mejoraba ya que se concedieron fondos y viviendas a los refugiados. No obstante la continua rivalidad supremacista de Sarajevo sobre la República Srpska y su continuo chantaje económico así como la corrupción multilateral y los devastadores efectos de las inundaciones ha frenado el esperanzador proceso.

Sin embargo el problema actual de los refugiados serbios no puede entenderse sin conocer la decisión del Alto Comisionado de Naciones Unidas ( ACNUR) que recomendó revocar el mes de Abril el estatus de refugiados para todos los poseedores de esa condición en Croacia. 
De los 49.000 refugiados censados en Croacia, 41,000 son serbios. 
Sobra cualquier comentario y la postura de la ONU frente a Kosovo, ya suficientemente clara, se adivina con actos de esta índole.

“Esta recomendación significa también, que por los cambios fundamentales en el país de origen, es decir en la Republica de Croacia, los refugiados ya no podrán recibir protección en ese estado. Nosotros consideramos que las circunstancias en Croacia no han cambiado y que no se han cumplido todas las condiciones para el retorno seguro de los refugiados, destacó nuestra interlocutora.

La recomendación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas es prematura y tendrá efectos negativos en la realización de los derechos de esta población en la Republica de Croacia, concluyó hace sólo tres meses Daniela Popovic Roko, Comisaria adjunta para Migración y Refugiados del Gobierno de Belgrado.

domingo, 1 de junio de 2014

La ciénaga europea. ( La UE y las inundaciones en Serbia y Bosnia)

Hace casi un mes, las lluvias torrenciales y la crecida de los ríos Danubio y Sava a su paso por la antigua Yugoslavia han provocado el peor desastre natural en los Balcanes desde hace muchos años. La catástrofe se ha llevado al menos cincuenta vidas, y se ha cebado especialmente en Serbia, donde poblaciones e incluso ciudades se han visto anegadas para desaparecer bajo las aguas entre dos ríos de monstruoso caudal. Serbia pudo asistir de alguna manera a sus ciudadanos del desastre  con sus propios medios, helicópteros, lanchas ,hospitales de campaña y movilización de sus fuerzas sanitarias y militares. Aunque manifiestamente insuficientes pudieron paliar gran parte de los devastadores efectos de las crecidas. Se organizaron desplazamientos de decenas de miles de personas cuya situación aún está por aclarar en muchos casos, pues la mayoría proceden de regiones agrícolas y ganaderas donde el agua ha arrasado las explotaciones agrarias y ganaderas, elevando la alerta de epidemias por  la muerte de miles de animales.
Esta semana según datos del gobierno serbio, el peligro de epidemias ha sido erradicado. Cabe destacar que ante el gran silencio internacional, y la total falta de interés de la Unión Europea, Rusia fue la primera en colaborar, enviando un equipo de salvamento y más de 100 toneladas de ayuda desde el primer momento, a la que se sumará ahora la ayuda del parlamento territorial ruso en la cual las repúblicas y regiones de la Federación rusa se han comprometido a seguir ayudando al " hermano pueblo serbio".

Si ante este desastre Serbia se las ve y desea, que podemos decir de la República Srpska aprisionada dentro de la entidad  de  Bosnia Herzegovina. Estas tierras y sobre todo sus habitantes en su gran mayoría serbobosnios se han visto privadas de una verdadera intervención que pudiera minimizar el desastre. Quedando en una indefensión total. Sin un aparato nacional que se haya preocupado más allá de dar una cobertura mínima, se ha vuelto a  recordar el obstruccionismo que sufre Sarajevo por parte de los serbios de Bosnia que no ayuda a las buenas intenciones y colaboración humanitaria de sus compatriotas musulmanes y croatas. Si bien es cierto que Izetbegovic hijo visitó las zonas afectadas, todo parece indicar que lo hizo para reafirmar su imagen como líder nacional (discutido tras las ya superadas protestas del invierno-otoño pasado)  y de hacer alguna aparición para los noticiarios internacionales propagando el aberrante dogma (por falso) del multiculturalismo en el que se cimenta Bosnia y Herzegovina.



Semanas después que todas las previsiones fueran superadas a peor, la Unión Europea llamó a una Conferencia de Donantes con centenares de participantes así como la ONU está realizando una operación de evaluación de daños sobre el terreno. Ninguna de las dos organizaciones ha presentado aún sus conclusiones. La UE condiciona su ayuda a la evaluación de los daños por parte del gobierno serbio, ardua labor en lo que siguen trabajando las autoridades serbia. Del caso bosnio, no se tienen noticias, y es probable que una vez más la opacidad y el silencio zanjen el asunto.

Si bien es cierto que la UE ha ayudado, lo ha hecho tarde, mal y poco. Y buena parte de esta ayuda ha sido solidaria y voluntaria de los países vecinos, pues nos encontramos ante una tragedia regional , y no fruto de una política común europea que no se ha preocupado en dar una respuesta apropiada al desastre que también ha afectado si bien de forma menor a Croacia y Eslovenia, miembros de la UE. Evidentemente que países pobres como Hungría y Rumanía hayan tomado casi como iniciativa propia  la decisión de colaborar  con medios humanos  y técnicos da una imagen de solidaridad balcánica que no parece tener ningún interés en una UE en la que estos países siempre serán ciudadanos de tercera división.
Pese a que fuerzas de la ONU y la OTAN campan  por sus respetos por la región con miles de efectivos, su aportación ha sido muy escasa. Más teniendo en cuenta el gran peligro el movimiento de tierras que han puesto fuera de control al menos 15.000 minas de la guerra civil yugoslava.
Otra dificultad más junto con la pobreza financiera de Serbia para que las gentes vuelvan a sus casas y puedan seguir con sus vidas y rutinas truncadas por un enorme brazo de agua sucia, unas lluvias torrenciales y una falta de ayuda  por parte de Europa lacerante, a lo que hay sumar un silencio de los medios casi absoluto, sólo roto por el embajador de la Unicef y deportista de élite serbio Novak Djokovic.

A día de hoy Serbia ha recibido 5000 toneladas de ayuda (compárese con otras campañas de ayuda internacional), exceptuando a Rusia y a la diáspora serbo-americana,  y países como Turquía, Noruega ,la mayor parte es de ciudadanos y ONGs. La Cruz roja también ha participado si bien no en España mientras si hizo campaña en países de nuestro entorno como Irlanda. Algo que no me supo contestar Cruz Roja española.

La catástrofe también ha sido, como no podía ser de otra manera, aprovechada por la clase política serbia que ha aprovechado la ayuda brindada por Montenegro y Eslovenia para hacer campaña y causa común europeísta.

Las aguas del Danubio parece que nunca fueron azules, pero seguirán siendo marrones en una Europa cada vez más parda. 


 PD: SERBIA Y LA REPÚBLICA SRPSKA SIGUEN NECESITANDO NUESTRA AYUDA.